domingo, 21 de enero de 2007

El Viaje a Arequipa - Capítulo 1.

Llegué a Lima anoche, en un vuelo de LAN, el cual me pareció bastante rápido, no sé, estuve muy concentrado en mi lectura. Llegue cerca de media noche a casa, y tras la bienvenida de mi familia tras una semana lejos, procedí a contar muchas cosas sobre mi viaje y principalmente sobre las personas que vi durante mi estadía en Arequipa.

Mientras contaba los sucesos y experiencias, recordé algo que había notado cuando ocurrieron. Que diferente es la vida en provincias. Más relajada, menos frenética, incluso noté que la gente tenía mas paciencia, aún cuando a los arequipeños nos tilden de renegones, lo que en realidad sucede es que los arequipeños en Lima nos volvemos renegones, será el estar fuera de la tierra natal o el estar e una ciudad tan acelerada como Lima (lo cual a mi personalmente no me agrada).

Sin embargo mi estadía en Arequipa no fue enteramente "Feliz", principalmente por que la razón por al que fui a Arequipa era para despedirme de los familiares y amigos que tengo allá ya que en febrero me voy a Australia. La pasé bien mientras pasaba el rato con ellos, pero el momento de la despedida era terriblemente amargo aún cuando yo no lo mostrara demasiado. Cuándo volveré a ver a esas personas tan extraordinarias? Esa era la pregunta que circulaba en mi corazón cada vez que abrazaba a alguien para despedirme, y sentía mucha tristeza cuando el abrazo terminaba. Las despedidas casi nunca son agradables, y menos cuando te pasas casi una semana despidiéndote de varias personas, personas que han marcado mi vida, y que han hecho un impacto en mi, personas que me hicieron reír y me hicieron soñar, personas con quienes pase muchos momentos agradables, y otros no tan agradables pero que los pasamos juntos y eso es lo que importa.

Mis abuelos que viven en Arequipa son personas maravillosas, si bien ya se ven afectados por al edad (mi abuelo acaba de cumplir 83) tienen el alma y el corazón llenos de amor y grandeza, y sus palabras quedan grabadas en mi memoria para toda la vida, pues son palabras de sabiduría.

Mis tíos, tías y primos, son mas que sólo eso, demostraron ser mis amigos y camaradas, personas en las que siempre podré confiar. Yo valoro más la verdadera amistad que un vínculo de sangre.

Pero bueno, ya me estoy poniendo muy sentimental, también hubieron cosas muy buenas durante el viaje, como el hecho de que pude ver personas que no veía desde hace centurias, pude dormir sin preocuparme de que los zancudos me atacaran, pude divertirme con las personas que aprecio, y recordé viejos tiempos con alegría.

Ahora empiezan mis relatos sobre este viaje que no olvidaré nunca, pues para mi fue muy trascendental.

13 de ENERO

Empezaré con el 13 de enero, tras mas de 14 horas de viaje en bus desde Lima, llegué con mi tía Eliana a Arequipa. Hacía un sol incandescente, partimos rápidamente hacia la casa de mis abuelos. Al llegar los abrazos empezaron, sobre todo a mi abuelo Orestes quien cumplía ese día 83 años. Tras instalarme me di cuenta que era ya medio día, y almorcé con mis abuelos un ligero plato de pescado a la mostaza, muy bueno por cierto, a mi me encantó.
2007-01-13 005 - Mi abuela Carmen.

Aproveché esos ratos para conversar prolongadamente con mi abuelo quien me dio varios consejos para mi próximo viaje a Australia en febrero.
2007-01-13 006 - Mi abuelo Orestes.

Al rato empezó la chamba. Mi tío Tito, (a quien considero como mi primo por al poca diferencia de edad), mi primo Gabriel (alias "Gabo", "Gaba", "Gabotaph", "Negro", "Afroamericano") y yo empezamos a chambear en la cocina preparando la comida para las celebración de más tarde. Gabriel, quién es el chef de la familia, no tardó en convertirse en el director de orquesta en la cocina. Sin sus conocimientos no crtoe que todo hubiera salido tan bien.
2007-01-13 015 - Gabriel preparando el aderezo para los anticuchos.

Mientras el Negro hacía el aderezo para los anticuchos, Tito se encargaba de cortar verduras. Al poco rato me uní a su labor picando los rocotos.
2007-01-13 008 - Tito

2007-01-13 016 - Tito y yo picando los rocotos, tomates, etc.

Luego de picar las verduras Gabriel se las llevó para hacer unas 48 salsas distintas, y nos dejó a Tito y a mi la labor de desgranar choclos recién hervidos (estaban calientotes) y poner los granos en palitos con un trocito de buen queso Arequipeño en el extremo. Esta tarea fue titánica, dedos, quemados, dedos pinchados, y cada palíto debía tener exactamente 8 granos de maíz y su pedazo de queso.
2007-01-13 017 - Choclo desgranado, queso, y el resultado final cerca del vaso de cerveza.

Tras un buen rato de desgranar choclos, ensartar los granos y maldecir varias veces a Gabriel por la tarea encomendada, procedía a ayudar a Lucho, quien es apenas un año mayor que Tito, a prender el fuego del cilindro y la parrilla donde se cocinaría pollos y anticuchos respectivamente.
2007-01-13 023 - El cilindro antes de prender.

2007-01-13 025 - La belleza del fuego.

Una vez prendido el cilindro, Los pollos que habían macerado durante horas estaban listos para prepararse.
2007-01-13 012 - Pollos macerando

2007-01-13 027 - Aplicando masajes con aderezo.

2007-01-13 026 - Aplicando masajes con aderezo.

2007-01-13 029 - Colgando los pollos

2007-01-13 031 - Pollos en el cilindro.

2007-01-13 038 - Al mismo tiempo la parrilla estaba en proceso de prenderse, y Lucho esperaba pacientemente.

Luego, me di una vuelta por al cocina y Tito estaba al borde de la desesperación continuando con la labor de ensartar los granos de choclo. Lucho tenía problemas para prender al parrilla, y tomaba chela como agua, Gabriel y yo procedimos a ensartar los anticuchos que irían en la parrilla.
2007-01-13 034 - Ensartando anticuchos.

2007-01-13 037- Anticuchos ensartados.

2007-01-13 046 - Anticuchos en la parrilla.

Mientras los anticuchos y el pollo se cocían, Gabriel y yo procedimos a preparar Pisco sour.

2007-01-13 053 - Preparando el Pisco Sour

2007-01-13 054 - Sirviendo el Pisco Sour

Luego de eso volví a ayudar a Tito ensartando granos de choclo. El resultado de eso no pudo ser mejor, Gabriel preparó una salsa a la Huancaína espectacular y el choclo con queso se sirvió con la salsa.

2007-01-13 063 - La primera tanda de estos bocadillos que resultaron ser una sensación en la reunión.

Casi sin darnos cuenta anocheció, y la gente llenaba la casa, la cerveza fluía y la comida se disfrutaba. Lucho se encargó de la parrilla y el cilindro durante varias horas. Pero Tito, Gabriel y yo cometimos el error de dejar a Lucho solo durante bastante rato, en el cual consumió bastante chela, y de paso se comenzó a cocinar ton el calor del fuego.
2007-01-13 079 - RED LUCHO! con Patricio.

Gabriel y yo procedimos a pasar los bocadillos a los invitados que ya circulaban por la casa y que mostraban signos de inanición. Los bocadillos de choclo con queso y los anticuchos fueron desapareciendo a una velocidad alarmante. Fue entonces cuando nos dimos cuenta que ya era hora de sacar el pollo.
2007-01-13 067 - Coman, coman! Gabriel, pasando los bocadillos de choclo con queso.

2007-01-13 082 - Que ricos anticuchos!!

Regresamos al garage donde Lucho ya estaba macerado en cerveza y con una coordinación ojo - mano terrible, y los pollos estaban listos, procedimos a sacar los primeros 3 pollos, y colocamos otros 2 en el cilindro para que empezaran a cocinarse, en ese momento supe que era una cantidad de comida como para alimentar a una división de infantería.
2007-01-13 056 - Pollos listos.

2007-01-13 061 - Listos y servidos.

Los festejos continuaron hasta altas horas de la noche.

2007-01-13 096
2007-01-13 097
- Mi abuelo festejando con sus amigos

2007-01-13 083 - Mi tío Armando... debe estar bien rica la chela... no?

2007-01-13 091 - Mi tía Cecilia (la mamá de Gabriel)

2007-01-13 066 - Festejando.

Y bueno, ese fue un día verdaderamente frenético, recuerdo irme a dormir con 3 dolores de espalda y oliendo a parrillada. Todos nos fuimos a dormir felices de haber hecho de ese día uno muy especial para mi abuelo Orestes.

El resto del viaje lo redactaré en los días siguientes.

Saludos.

4 comentarios:

Jorge dijo...

Pedro,
No sabes qué sorpresa me has dado. Y qué agradable sorpresa! Uno que pasea por el mundo cibernético y vé de todo, encuentra de todo, no se espera ver la intimidad de la fiesta del Orestes por esos lares. Tu redaccion y las fotos le han dado a esta reunion una dimension planetaria, que es bien merecida, por supuesto. Claro que es una gran emocion y una amplia sonrisa lo que se ha manifestado en mi al ver las fotos de la familia. Bravo sobrino.
Un fuerte abrazo y desde ya, mis deseos que esta nueva aventura que empiezas pronto (y que yo conozco muy bien) sea de mucha alegria, conocimientos y grandeza para ti.
Jorge

Lord Ruryl dijo...

Gracias!, si pues, creo que lo que se viene va ser espectacular.

Saludos...

Gabba dijo...

Bolas...ta chevere el blog, gracias por los halagos, y ojala no pase mucho tiempo para poder hacer otra de estas reuniones y sobre todo que este toda la familia junta. Gabba

Anónimo dijo...

Que bonita familia, me emocione al leer tu Blog, saludos a tu persona y a todos los que te rodean.

Electric Vellum